martes, 17 de noviembre de 2009

Ubicacion tiempo y espacio en la edad media


El Tiempo en la Edad Media

El laico no sabe apreciar con exactitud el paso del tiempo. Conserva mal el recuerdo de un acto lejano (como la fecha de su nacimiento) y no es capaz de ver el futuro para establecer sus planes. Si va en peregrinación, o hace un largo viaje, no se halla capacitado para calcular cuando estará de vuelta, y lo que hará después. Así, los héroes de la Tabla Redonda se van frecuentemente en busca de aventuras sin fecha ni proyecto de vuelta. Cronistas y novelistas, salvo excepción, son muy poco precisos en materia de fechas y cronología; se contentan con fórmulas oscuras («en la época del rey Enrique», «hacia la época de Pentecostés», «cuando los días se alargaron»), o resaltan simplemente lo que es poco habitual en el transcurso de los días. En la práctica, los acontecimientos se sitúan en relación con las grandes fiestas u otros eventos cuya importancia quedó impresa en las memorias.

El espacio de la Edad Media, es el espacio que da origen a las 3 culturas características del periodo, y su ubicación es el mar Mediterráneo. El Imperio Romano Cristiano extiende sus dominios en Oriente Próximo (Siria, Palestina), la península de los Balcanes (donde se encuentra la capital del imperio, Constantinopla), Italia, el sur de Galia, España y el norte de África.
Este imperio surge con el emperador Constantino y mantiene su influencia a lo largo de las costas mediterráneas desde el siglo IV hasta el siglo VIII.
El espacio geográfico esta unido por el cristianismo que es exportado de oriente hacia occidente.

Durante el Imperio Romano Cristiano se da una división. El Occidente es cedido a los invasores germanos, que lejos de germanizar esos territorios sucede lo contrario, los bárbaros se romanizan y adoptan la religión, cultura y derecho imperial. La influencia germana fue nula sobre la cultura romana en occidente.
Es necesario hacer hincapié, basándonos en los textos de Pirenne y Maier, que la unidad mediterránea no se rompió a causa de estas invasiones, el comercio no se vio afectado, las rutas comerciales iban desde la China e India hasta los reinos francos, godos, ostrogodos. Lo que hoy conocemos como Europa occidental continuó siendo abastecida de papiro, telas y especias provenientes de Oriente.
La gran mayoría de los reyes bárbaros se latinizaron, eran reyes de sus pueblos pero finalmente respondían ante el emperador de Constantinopla. El único caso que no siguió ésta regla y que incluso desafió al emperador fue el reino de los Vándalos.
Antes de seguir adelante, es necesario mencionar que las incursiones de los hunos bajo el mando de Atila, cesaron a mediados del siglo V gracias a la victoria de Aecio al mando del ejército romano, un ejército que contaba entre sus filas con soldados germanos, francos, visigodos, etc. Este dato es interesante ya que nos muestra el liderazgo del Roma sobre los pueblos bárbaros.

El comercio es la fuente de riqueza de los reyes, ya que gracias a él se cobran impuestos como el peaje. Existen mercaderes profesionales, incluso Pirenne menciona que los sirios son las carreteras del Mediterráneo. La emisión de moneda de oro es algo cotidiano.
Sin duda este espacio físico vive su etapa de esplendor. Como nos menciona Braudell, “El Mediterráneo no ha sido un paraíso gratuitamente…. Ha habido que construir todo”.

¿Pero en qué momento esta unión se rompe?. Pirenne hace énfasis en el siglo VIII. Bizancio finalmente derrota a su histórico enemigo, el Imperio Persa. Bizancio recupera sus provincias en oriente, comienza a pensarse que volverán los tiempos en que Justiniano, gracias a su general Belisario, recuperó el control oficial sobre las costas del Mediterráneo… pero la historia será otra.

En la península arábiga surgió con Mahoma una reivindicación de la fe y con ella una amenaza desconocida y contundente para el Imperio Romano Cristiano: el Islam.

Durante el siglo VIII el mundo musulmán es sinónimo de expansionismo y el imperio bizantino diezmado por su guerra con Persia, y sus batallas con los eslavos, nada puede hacer para mantener su extensión y control sobre el Mediterráneo.

Bizancio se convierte en un Imperio a la defensiva, es testigo de cómo poco a poco sus provincias pasan a manos de los califatos.

Bizancio es el verdadero defensor de Europa y logra frenar la embestida árabe en los Balcanes, gracias a su poderosa flota y principalmente al fuego griego. Bizancio logra defender su capital y una porción de su imperio. La península de los Balcanes se mantiene bajo el poder del Imperio Romano Cristiano, pero África del Norte, España y Medio Oriente pasan a manos de los califatos.

El reino franco logra sobrevivir y su centro cultural y político migra hacia el norte. El Mediterráneo franco prácticamente desaparece. Es necesario mencionar que los francos no cuentan con una flota, no pueden hacer nada en contra del dominio musulmán.

Durante el siglo VIII es también cuando los carolingios toman el poder y cuando Carlomagno es coronado emperador de Occidente, gracias al cambio de orientación de la iglesia romana. A partir de este momento comienza realmente la cultura germana y también el comercio desaparece en Europa. Solo los judíos son comerciantes y serán uno de los pocos vínculos entre Oriente y Occidente.

Es hasta este momento que el poder y la riqueza comienzan a basarse en la agricultura, surge el feudalismo. Hay un retroceso cultural, comienza la Edad Media.

Han surgido las tres culturas del Mar Mediterráneo y con ella una división que ha marcado la historia hasta nuestros días:

- Europa, con el reino franco de Carlomagno.

- El Islam

- El mundo ortodoxo-griego de Constantinopla

Finalmente el tiempo de la Edad Media está en medio de un debate, algunos lo ubican en tres momentos diferentes:

- Cuando Constantino se deshace de sus rivales, año 324

- La división del Imperio Romano, año 395

- La caída de Roma, año 476

Pero Pirenne nos explica que el tiempo de la Edad Media comienza con la caída del Imperio Romano Cristiano, en lo que respecta a su dominio sobre el mar Mediterráneo.

La Edad Media surge cuando el Mediterráneo deja de ser un lago romano, surge cuando él es la frontera entre la cristiandad y el islam, surge cuando el mundo árabe musulmán destroza la unidad mediterránea que no fue modificada en lo mínimo por las invasiones bárbaras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada